sábado, 8 de diciembre de 2007

La urgencia del anónimo con ruego final a Blogger.

Un anónimo es la irrupción no invitada en el mundo de otro. En un blog los anónimos no molestan igual e incluso pueden contribuir a mejorar una entrada: pueden. Hay una norma no escrita en este tipo de comunicación: nunca establezcas conversación con un anónimo o un troll que comenta en tu blog. De hecho, muchos blogs han tenido que cerrar la libertad del comentario y establecer una moderación en la publicación para no cargarlo con intervenciones irrelevantes, molestas o peligrosas. No suelo respetar dicho precepto porque, por lo general, en La Acequia, dado su carácter, los anónimos no suelen aparecer y, si lo hacen, corresponden a comentaristas que por su timidez o por no dominar bien el mundo virtual no dan su nombre y ni siquiera un pseudónimo. Por eso, cuando detecto que un mismo comentarista anónimo entra varias veces y sus intervenciones son más que interesantes le animo a construirse una identidad virtual o a dar su nombre, como ocurrió con pancho, que ha hecho sugerentes intervenciones aquí.
Viene esto a cuento porque en la entrada de ayer un comentario anónimo decía: "Ya no me interesas, no has contestado a ninguno de mis dos comentarios". Qué bien escrito y cuántas cosas dice ese ya no me interesas. El mundo de Internet ha generado una urgencia extrema. Todo debe hacerse en décimas de segundo, sin respetar los usos horarios ni los festivos o las circunstancias personales, y hay muchos que en soledad ante su ordenador establecen relaciones emocionales con aquel a quien escriben aunque les separen miles de quilómetros, que tienen toda la variedad de las humanas pero la urgencia y velocidad de la red virtual. Sucede igual que con los teléfonos móviles: si no contestas a las llamadas en el momento o las devuelves al minuto, quien llama se puede irritar porque te exige estar disponible en obediencia irreflexiva a la nueva tecnología (va a tener razón mi amigo Javier). En este caso, el comentarista anónimo da por supuesto que yo sé quién de mis varios anónimos es y que debo contestarle en el momento. Le he pedido que, al menos, utilice siempre el mismo pseudónimo. Pero es que, además, como todos los lectores habituales saben, siempre contesto a todos mis comentaristas (puede escaparse alguno de forma circunstancial) porque es una de las señas de identidad de La Acequia.
Querido anónimo: anímate a nombrarte. Y espero que sigas leyendo mis entradas.
Cuántas urgencias nos hemos creado en la vida actual.
Otra cosa es la política establecida por Blogger, errónea y endogámica, en cuanto a dificultar la identidad de aquellos que no pertenecen a esta comunidad de blogs: los empuja al anónimato o al alias al no permitir identificarse con un enlace directo a su página. Espero que lo mediten y vuelvan a la línea anterior, más acertada.

17 comentarios:

Blogofago mesurado dijo...

Arriesgado uso del uso y de las medidas. Todo es cuestion de de mesura.


Blogofago

Raúl Urbina dijo...

Esto de los comentarios en blogger se hace ahora más pesado para los que tenemos un blog que no depende del hasta ahora modesto Google y ahora cada vez más invasor.
He mandado algunos mensajes con mi nueva "identidad", pero no sé si se me reconoce adecuadamente.
Si firmo con una cuenta de Google/Blogger, el enlace remite a mi blog antiguo y no al nuevo.
¿Funcionaría todo firmando con el Alias y poniendo el hipervínculo, como hace blogofago?
Lo intento de nuevo:
Verba Volant

manuel-tuccitano dijo...

Los anónimos o son lo que tu dices o simples cobardes...es muy facil criticar en el anonimato...

Se te escapan los del comentario fácil (pasé a saludar ¡¡¡, que interesante tu blog¡¡¡... espero la segunda parte ¡¡¡) esos no vuelven...

O por el contrario intenta elevar su autoestima....

Saludos

PILAR dijo...

La ansiedad, la prisa, la anticipación...son ingredientes que están empezando a formar parte de la comunicación y para mi es odioso.
El anonimato, para mi es absurdo.
Tal vez hay desconfianza, y la gente piensa que por poner un comentario a uno le van a fiscalizar la cuenta o van a ir a su casa a robar. Aunque todo esto suene infantil he hablado con gente que no se atreve a comentar, precisamente por miedo. Por si los datos que se ponen van a llegar a la C.I.A.(gegege)
No sé si será desconfianza o cobardía, pero para mí es absurdo. Si uno se moja, se moja de verdad y si no que no se comente.

pancho dijo...

En primer lugar gracias por tus palabras al haberme ascendido de trol a alias, algo vamos ganando.

Como observador de este universo bloguero (como domino los terminos) un blog es como un diario personal pero no para guardarlo en el fondo de un cajon sino para subirlo a la red y exponerlo a todo el mundo; con lo cual se corre el riesgo de tener visitas no deseadas, que creo que son las menos, eso es al menos lo que se percibe desde fuera. He leido el dicho "Never feed the troll" Quizas uno de los exitos de tu blog sea precisamente ese: hacer todo lo contrario y animar a los anonimos a descubrirse y a seguir comentando tus entradas que no serian necesarias de ninguna manera dada la calidad y el talento que destilan. Evitas, a la vez, eso que se comenta del circulo cerrado y "Juan Palomo..."
En mi caso concreto, el uso de un alias es lo mismo que el nombre, al no tener ni gueb ni blog ni nada. Los blogueros teneis que daros cuenta tambien de que a la gente de a pie le cuesta entrar en este mundo y de que la brecha digital existe.
Mi ordenador sigue sin poner acentos, algun dia de estos tendre que mandarlo al taller de reparacion.
Que dificil estan poniendo esto de firmar los comentarios.

Francisco O. Campillo dijo...

Demasiadas urgencias. Dedicamos tanto esfuerzo a la conquista del tiempo que tal vez lo estemos perdiendo por completo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

BLOGÓFAGO: Eso, con mesura y tolerancia hacia los otros. Y una chispa de humor, como tú haces.

RAÚL: Ya siento que sufráis esta opción de Blogger, que no debería haber tomado esta medida. Gracias por seguir comentando a pesar de todo.

MANUEL: en efecto, hay mucho de lo último que dices, incomprensible, además, porque no dejan huella.

PILAR: además, hay pocas cosas verdaderamente anónimas. El otro día trabajé con un programa que decía exactamente la ciudad, la calle y el número del que procedía cada visitante. Da un poco de miedo esto, eso sí. Pero estoy contigo en lo de mojarse.

PANCHO: El mérito es tuyo. Desde el principio me di cuenta de que tus comentarios, aun anónimos, tenían un sello personal y sus aportaciones eran oportunas. En efecto, yo acepto los comentarios anónimos siempre y cuando entren en el respeto debido. Lo que no entiendo es la ansiedad de algunos anónimos.

FRANCISCO: ¡Qué gran reflexión! Nuestra vivencia del tiempo nos aparta de él, en efecto.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Saludos.

J.R.Justo dijo...

Es que nos estas acostumbrando mal, Pedro. Te has cargado con la bonita obligación de contestar de forma personalizada todos los comentarios, y claro si se te pasa uno..o no te da tiempo...nos sentimos "ignorados".

Los comentarios, son eso, comentarios personales sobre tema expuesto.

POr favor no convirtamos esto en un chat.

Saludos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y lo hago con agrado, J.R. Justo, pero a veces puede pasárseme uno, en efecto. Pido disculpas anticipadas.

cimujo dijo...

Esta es la primera vez que escribo un comentario en este tu blog, pero no hace falta que me contestes, aunque siempre está bien saber que eres leido y que tus palabras pueden llegar a alguien, el que escribe tiene que aprender a que esto, como en la vida real requiere de su tiempo, sus pausas, y en ocasiones siempre se nos va a quedar algo en el tintero, pero no por ello debemos desesperar.

Muy buen blog, seguiré "comentándote" mas amenudo.

Un saludo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Bienvenido a La Acequia, Cimujo. En efecto, no hay que desesperar y debemos, todos, seguir aprendiendo los unos de los otros.
Saludos.

Julio PG dijo...

Querido Pedro: ¿No te llevaron al célebre "Bosque de Béjar" o es que no nos lo has contado? A un espíritu humanista como el tuyo no le debe pasar desapercibida esa joyita casi secreta.
Échale un ojo a esto:
http://www.i-bejar.com/reportajes/bosque.asp

Un abrazo
Julio

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hola, JULIO: Pasamos cerca, pero no había tiempo para todo. Ya sabes, siempre hay que dejar cosas pendientes para volver. Por cierto, magnífico el enlace que me mandas. Gracias.

Nacho Carreras dijo...

Hola Pedro:
Parece ser que ya lo han solucionado.
Accede a tu panel de control desde esta dirección, que te indico abajo (no la tradicional de blogger.com), y en comentarios selecciona: Usuarios registrados - incluido OpenID, de esta manera se identificaran con un enlace directo a su página.
http://draft.blogger.com/
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias, NACHO. Lo haré porque ha generado un gran descontento desde los que acceden de fuera de Blogger, como es natural.

Nacho Carreras dijo...

Hola Pedro.
Te amplio la información anterior.
En el siguiente enlace encontrarás una buena información sobre el tema:
http://photoforumgroup.blogspot.com
Este blog es una idea de Eric Martín (http://www.photogenical.com)
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Excelente sugerencia, Nacho. Gracias.