martes, 25 de diciembre de 2007

Cielo


Estos días he mirado el cielo. No he visto rastros de estrellas ni de esperanzadas salvaciones. Quizá como ningún año me he dado cuenta de que todo está dentro de cada uno: y que desde allí parten las redes que nos alargan la vida y nos la explican.

Es la mirada reposada la que ha pintado la bóveda.
Por eso, este nuevo ciclo que comienza ahora deberá ser mejor que el año anterior, a riesgo de no tener sentido. Así os lo deseo a todos los que habéis pasado por La Acequia estos meses.

11 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Feliz Navidad Pedro,espero que pases unos días fantásticos.
Un fuerte abrazo

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Salud, Pedro, y un gran abrazo,
Diego

jg riobò dijo...

Espero compartirlo contigo.
Qué cielo tan bonito, un diez.

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Si no has visto estrellas, tal vez no estés mirando con los ojos adecuados.
Siempre hay algo difuso en el inmenso firmamento que nos impulsa a continuar la andadura, aunque algunas veces, ese inconmensurable cosmos, esté en nuestro propio interior.

Paco dijo...

yo estoy empezando a pasar... muchas gracias y cuidate.

saludos

Sr.Gris, claro dijo...

"Many christmax", Pedro, y café para todos los blogueros que siguen la senda del señor...

Porque "[...]pocos son los elejidos [...] y en el camino nos encontraremos[...]"

Pedro Ojeda Escudero dijo...

ÁLVARO, DIEGO: muchas gracias a los dos. Un fuerte abrazo a todos los Fernández Magdaleno -una de las mejores cosas de este año que termina ha sido conoceros: no dilatemos el reencuentro.

JAVIER: Y adelante con los proyectos.

FRANCISCO: He mirado, Francisco, he mirado mientras caminaba junto a ti y lo que he visto ha sido gente como tú, que luchan desde su interior y con los que quiero seguir el camino.

PACO: ya eres de aquí. Como yo de tu blog. Un fuerte abrazo.

SR. GRIS, claro: ¡suena a que este año sí aceptáis el café! Redoblan las campanas...

Pilar dijo...

Pedro, lo primero Feliz Navidad.

Lo segundo, es que yo creo que TODO-TODO, empieza dentro de uno mismo, y lo proyectamos hacia fuera. Es verdad, que todo es un "feed-back", no sé si se pone así, y además reconozco que las palabras éstas no me gusta usarlas. Pero bueno, creo que todo lo que nos pasa en la vida debemos filtrarlo, interiorizarlo y así poder llenarnos para luego salir fuera. Ya he dicho alguna vez que soy filtro y esponja.
No sé dónde se encuentra el "quid" de la cuestión, no sé si en las tripas, en el espíritu, en el alma, en el karma...pero estoy casi segura que está dentro de cada uno, es la esencia, es el perfume y si lo cuidamos, nada ni nadie puede contra ello.
Gracias por tu acequia, ya te lo he dicho más veces, pero ahora con motivo de que se nos acaba el año, te lo repito.
En este año que acaba, conocerte a ti y a tu acequia ha sido algo muy especial.
¡¡Un abrazo!!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias por tus palabras, PILAR. La Acequia me ha dado tantas satisfacciones como personas a las que he conocido a través de ella. Y tienes mucha, mucha razón en tu comentario.

nerea dijo...

¡El año que viene nos volvemos a ver por aca! o lo que es lo mismo ¡Feliz Año Nuevo!. Perdona que ultimamente estoy poco comunicativa pero este año acaba, Pedro, y empieza otro y sera más relajado y verás muchas estrellas y las veremos el resto en cada entrada tuya... Y será muchísimo mejor para los dos!

Besicos!!! y que acabes muy bien el año y que el nuevo lo empieces mejor!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

NEREA: Gracias por tus deseos, que te devuelvo redoblados. Besicos.