martes, 20 de noviembre de 2007

Meditación.

[Detalle de El eterno viajero o el comediante (1996), estatua en bronce
de Eduardo Cuadrado sita en la Plaza de Martí y Monsó de Valladolid.]
-
No es tristeza el gesto, sino meditación. Qué pocos momentos dedicamos a recogernos en nosotros. Qué poco acostumbrados, entre tanta angustia por el tiempo y los plazos. Nuestra vida es cada vez más externa. Cuando uno anda pensativo, enseguida los bienintencionados amigos le recomiendan la visita a un psiquiatra que amortiguará el pensamiento con fármacos de la felicidad. Somos una sociedad condenada a la acción febril y la diversión obligatoria. El paseante, a veces, sólo pide que le dejen en paz para encontrarse consigo mismo y poder ver con mayor claridad la raíz de las cosas. Ahora, que comienza la lluvia y la pausa, ese gesto de encorvarse buscando refugio bajo el paraguas.

9 comentarios:

nerea dijo...

Y yo los necesito! Me lleven a psiquitras, psicologos o donde quieran pero es muy bueno un momento para uno/a mismo/a para pensar... Yo últimamente entre unas cosas y otras ando de un lado a otro y no tengo ni un momentin para mi misma... porque cuando lo tengo (un par de horillas a la hora de la cena) estoy tan reventadilla que ni ganas de pensar tengo... Así que soy una defensora de "esos momentos"! Y cada vez más... (al carecer de ellos cada vez más... claro...)

Besicos!

Nacho Carreras dijo...

¡Qué razón tienes!
"Aunque a veces sea necesario pasar esa ITV y que te ajusten los fallos del motor".
Saludos.

jg riobò dijo...

Bien, muy bien por la foto (estoy seguro que pocos la han visto así).
El texto magnífico y cuánta razón tienes.
Tendríamos que meditar mucho más.
Nos encontraríamos y veríamos la raíz de las cosas como dices.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

La introspección está hoy muy mal vista. Absolutamente cierto.
Saludos

manuel-tuccitano dijo...

Necesitamos parar, mirarnos en el espejo y reconocernos..estar en silencio y reflexionar...ser persona humana que no deshumanizada...saludos

J.R.Justo dijo...

"Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía".

Ralph Waldo Emerson

Pilar dijo...

¡Qué necesaria es la meditación! al menos para mi, es fundamental, es que sino me pierdo.
Necesito buscar en mis higadillos para poder sacar fuera lo que tengo y viceversa.
"Feed-back".
Necesito de los demás para ir rellenando mi interior,
y a su vez alimentar mi interior con la meditación para poder aportar algo a los demás.
Yo me considero una persona totalmente social, abierta y extrovertida, pero necesito buscar en mi refugio, mirar en mis tripas.
Es que si me quedo sólo con la meditación para mí de qué me sirve?
La meditación ha de ser mi punto de partida para darme a los demás.
Pues yo aprovecho cualquier momento para meditar, debo tener tendencia a ello, a veces esa meditación me lleva a mirar al horizonte, y otras a replegarme como la estatua.
Meditar, contemplar.
¿Tripas, espíritu o alma?

Rubén10 dijo...

Buenos días.
Se decía en la antigüedad que el ocio era condición para el filosofado...Ahora creo que es al revés y que el exceso de ocio no nos deja tiempo para el recogimiento y la reflexión.

Un saludo!

PD: Muy buen post.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

NEREA: ése es uno de nuestros problemas, que nos llevan de un lado para otro y, cuando podemos sentarnos no estamos ni para pensar. Besicos.

NACHO: Eso, cuando hay que recurrir, no debemos dramatizar.

JAVIER: Gracias. Le hice más de veinte fotografías. Y ésta la conseguí metiéndome debajo de su paraguas. La gente me creía loco.

PABLO: ¡reivindiquémosla!

MANUEL: parar un minuto, para venos mejor.

J.R.JUSTO: Buena cita: seamos sinceros hasta que tengamos que ser hipócritas.

PILAR: ése es un buen equilibrio entre los minutos de meditación y la necesidad de gente, en efecto.

RUBÉN: nos han convertido la vida en un parque temático.

Gracias a todos.