miércoles, 21 de noviembre de 2007

El cómico, de viaje por siempre a ninguna parte.

Ha muerto Fernando Fernán Gómez, actor, director, escritor. Figura imprescindible. Ante el recuerdo de su voz, de su gesto, de su mirada, toda palabra se quedaría escasa.
Que la tierra le sea leve.

12 comentarios:

Caelio dijo...

coincidimos en obituario, amigo.

manuel-tuccitano dijo...

Desde luego se ha ido el mejor actor que España ha dado...por lo menos para mi...a pesar de la antipatía que despertaba...para mi que simpre interpretaba...RIP

Saludos

Blogofago dijo...

Parece que hay un pacto tacito de no criticar a los difuntos, pero a mi este señor, como hombre, me parecia un orgullosos y prepotente maleducado...de ese tipo de gente que creen estar por encima del bien y del mal.

Como actor no podre olvidar nunca al profesor Don Gregorio de la Lengua de las mariposas...

Antonio dijo...

La muerte debe ser probablemente lo único que hace iguales a los genios de los mediocres. Uno de los primeros se ha ido, y un genio con personalidad, que eso siempre es un gran valor.

Saludos.

J.R.Justo dijo...

Vaya, cada uno en su estilo, parece que nos hayamos puesto de acuerdo en que el protagonista de hoy no era Rajoy.

Pilar dijo...

Su voz, su mirada, su presencia, a mi siempre me calaron.
Desde su voz de Quijote, pasando por el abuelo y por supuesto por el profesor de la Lengua de las mariposas, la he visto una infinidad de veces, dos de ellas con mis hijos, aún recuerdo lo que lloramos mi hija y yo viéndola.
¡ A la mierda!
Estés donde estés, un abrazo

PeSeTuCa dijo...

Pues nada... que nos espere muchos años .... snif!!

nerea dijo...

Se ha ido un gran actor. Yo, como persona o como hombre no lo conocía, solo su trabajo en la pantalla y me gustaba.

Besicos.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Inolvidable.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

En efecto, CAELIO, y cada uno a su manera, como debe ser.

MANUEL: Por lo que me cuentan, sólo era así cuando sentía su intimidad violada: un huraño defensivo.

BLOGÓFAGO: A estas alturas ya sólo debemos quedarnos con don Gregorio, en efecto. Es el problema de los hombres de talento, que, a veces, es mejor no conocerlos.

ANTONIO: la danza eterna de la muerte nos iguala y rasa nuestros huesos.

J.R.JUSTO: te digo como a Caelio, cada uno en su estilo, como debe ser: inigualable tu cita de la Cohen.

PILAR: Esa emoción sólo la trasmiten los grandes.

PESETUCA: uff, lagarto lagarto.

NEREA: Besicos, eso es lo que nos queda.

DIEGO: Inolvidable.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Era un fenómeno.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

En efecto, ÁLVARO.