viernes, 26 de octubre de 2007

La Acequia cambia de aspecto.

Estos días he aprendido que debo cambiar varias cosas en el blog. Una de ellas, el aspecto, para hacer la lectura más cómoda. Prometo no modificar el espíritu de La Acequia: no podría hacerlo, sería traicionarme a mí mismo.
Eso sí: admito sugerencias y comentarios al respecto.

[Luis Felipe, como en tantas otras cosas, me mostró el camino adecuado.]

5 comentarios:

Antonio dijo...

Me ha sorprendido este cambio de aspecto de 'La acequia', y es algo que está bien, todo tiene que evolucionar en esta vida. Pero que sea, como dices, igual que hacen los grandes periódicos y revistas o los programas de televisión más duraderos: un cambio sólo en la forma, no en el contenido. Seguro que a ése sí serás fiel.

La nueva tipografía me parece muy bien escogida, ya que facilita la lectura. Sin embargo, me da la sensación de que las imágenes aparecen más pequeñas, aunque no sé si será alguna especie de ilusión óptica mía. Tampoco me acostumbro de momento a tener la 'información complementaria' del blog a la derecha en vez de a la izquierda, pero eso supongo que será cuestión de tiempo.

Yo en todo caso cambiaría, si es posible, el tipo de letra del título y subtítulo del blog, para hacerlos más vistosos. Pero por lo demás, creo que con el nuevo aspecto facilitas la lectura.

Saludos.

aaaa dijo...

Vaya susto cuando he entrado y he visto blanco el blog.
En realidad sí que se lee así mejor que sobre el otro fondo.
Mucha suerte con tu nuevo aspecto.

luis felipe comendador dijo...

jajaja, amigo... caíste en la trampa del lector. A mí me sucedió lo mismo y caludiqué ante mis miopes compañeros de viaje.
En el camino nos hemos dejado la calidez preliteraria de un fondo crema y la tipografíá con serifas, el ajustado encuadre de las imágenes [es algo jodido el sistema strech de las plantillas Bloguer para eso], pero le damos gusto a los colegas.
Perdemos en estética paraliteraria y ganamos en vista.

No está mal.

Un abrazote

Francisco O. Campillo dijo...

Bueno Pedro

EL PAÍS ha realizado una costosísima campaña mediática para anunciar su cambio de look -que prácticamente se queda en una tilde olvidada en la fundación y poco más- y tú, pasito a pasito y sin chistar, renuevas la imagen de tu blog. Tardaré en acostumbrarme, pero me gusta.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias a todos. Como parece que hay contradicción en la recepción y que yo tampoco lo tenía muy claro, vuelvo al anterior pero elijo un tipo de letra más fácil de leer.
Eso sí: poco a poco iré introduciendo cambios. Espero vuestra ayuda porque quiero facilitar la lectura pero sin perder lo que constituye este blog.
¡¡Y perdón por tanta ida y venida!!