lunes, 15 de octubre de 2007

El quinto infierno.


Ya estuve en los cuatro anteriores.
Aceptemos éste y entremos: es lo que toca.

18 comentarios:

Caelio dijo...

Yo también he estado unas cuantas veces. Supero en número a las del gato.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

El quinto infierno. Una peña antólogica de Rioseco,
Un abrazo,
Álvaro

Macacolandia dijo...

Yo me imaginaba que la entrada al infierno era como más amplia, lo digo por la de gente que acojerá más que nada y la amplitud que tiene que tener por dentro.

Anda que no habrá gente.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

CAELIO: de alguien que gusta, como yo, de los Rolling Stones, me lo imagino. Nos vemos dentro, compañero.
ÁLVARO: me has pillado. Buen nombre para una peña.
MACACOLANDIA: quizá es que también allí ha llegado la crisis inmobiliaria...

PeSeTuCa dijo...

del Quinto Pino al Quinto Infierno ... buena ruta !!! ;D

nerea dijo...

Pues nada... allí es donde nos encontraremos todos ¿no?... la verdad es que yo también me la imaginaba más grande porque parece que esta hecha para pequeñitos... y bueno yo soy pequeñita... nada que es mi destino ir al infierno, que se le va hacer!.

Besicos!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ay, PESETUCA, que me has dejado un chiste muy fácil. En vez de ése que me callo, que no es digno de La Acequia, te diré que, efectivamente, es una buena ruta: no hay quinto malo.
NEREA: la buena esencia, en frascos pequeños.
Creo que la puerta es así porque los diseñadores no entran ni en el infierno...

jg riobò dijo...

No se salva de las pintadas.
No me creo que sea infierno por el estado en que se encuentra pocos entrarían.
Una puerta más para el catálogo.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Al que no veo por ninguna parte es al can Cerbero. Tendría el día libre.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

JAVIER: Quizá el infierno esté en desuso por generalización en el mundo. Quizá por eso, PABLO, Cerbero se ha ido a dar un garbeo al haberse ensanchado lo que debe custodiar.
Saludos a los dos.

Antonio dijo...

Los dichos populares también pueden bautizar otro tipo de lugares; en el pueblo natal de mi madre montaron un club de alterne llamado "El séptimo cielo", pensando en cosas bastante más alegres, imagino. Lo que no sé es cómo serían ni ese cielo ni los seis anteriores, si es que los hubo.

Saludos y enhorabuena por el año de La Acequia, aunque yo la haya descubierto hace poco.

Antonio dijo...

También, y aunque no tenga nada que ver con el tema del blog, he visto el enlace a las Jornadas sobre Lenguaje y Periodismo. He visto el programa y algunas sesiones me llaman la atención, aunque dado mi lugar de residencia es obvio que no podré asistir. ¿Son anuales estas jornadas? De saberlo con más tiempo, quizá para otra convocatoria sí me lo pueda plantear. Me interesa especialmente el tema de la prensa local y regional, por saber cómo funcionan, el tipo de información que cubren y cómo o la situación laboral de los periodistas. También, cómo no, me atrae el tema del lenguaje utilizado; en esta profesión importa el contenido de los textos, pero nunca hay que descuidar la forma.

Un cordial saludo y, si quieres, ya especificas algo más sobre estas jornadas.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

ANTONIO: supongo que lo mejor es pasar un ratito en cada uno.
Gracias por la felicitación.
En cuanto a lo que me comentas de las Jornadas: sí, son anuales. Los programas de los años anteriores los tienes en la dirección de mi espacio que figura en el margen izquierdo del blog como "Visita mi espacio". Este año, como habrás visto en el programa, se estudian las nuevas formas de Comunicación que ha creado Internet: ciberperiodismo, la difusión de la cultura y la literatura y, con especial cariño, los blogs. Muchos de mis compañeros de la Burgoesfera me van a acompañar en la aventura con sus colaboraciones. Creo que ha quedado un programa muy digno e interesante. Si saco unas horas de sueño más a mi insomnio habitual, colgaré en mi espacio gran parte del material de las Jornadas, una vez celebradas estas, así que espero que lo puedas leer. Admito sugerencias temáticas para años siguientes. Y encantado de que te animes a venir.
Saludos.

J.R.Justo dijo...

Descubriendo tu alto grado de amistad y compromiso [aviso Blogofago] estoy pensando en nombrarte albacea de mis hijos.

Un saludo Pedro

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Vale, J.R.Justo, pero déjamelo todo atado y bien atado...
Saludos.

Nacho Carreras dijo...

Pues yo no sé si he estado en los anteriores pero sí en lugares y situaciones que tenían pinta de serlo.
Aceptaré este no me parece tan horrible.

(¡Ah! Si has visto el comentario que te he dejado en mi blog, ya te contaré cuando mi hijo se baje de la nube, ja, ja, ja....)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

la verdad es que sí, que como infierno no da mucho miedo: a mí me dan más miedo los que circulan fuera

y lo de tu hijo: qué bueno, no le dejes estar mucho tiempo en la nube y dile, como les decían al oído a los generales que entraban invictos en Roma: "Recuerda que eres mortal".

Antonio dijo...

Gracias por las pinceladas sobre las jornadas de periodismo y literatura. Espero que tengas tiempo de comentar su desarrollo y resultado. Yo trabajo en el ámbito local (o "provinciano", como mucho, como digo en mi blog); seguro que hay algo en él a lo que se le pueda sacar punta relacionado con la literatura (o con aspectos lingüísticos, quizá, más bien). El tratamiento de las costumbres o fiestas locales, el respeto de la toponimia tradicional, o incluso la falta de formación de que adolecen algunos trabajadores de los medios de comunicación, sobre todo en lo referente a su forma de expresarse.

Lo dicho, espero que puedas darnos algunas pinceladas. Me alegro mucho de saber que existen esas jornadas, parecen muy interesantes.

Un cordial saludo.